loder

AMAZON FIRMA UN CONTRATO CON LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA BRITÁNICOS

El país europeo andaba en la búsqueda de una plataforma con capacidad suficiente como para almacenar información clasificada de estado, además como de su automatización, y conseguir así acelerar el análisis de los datos además de involucrar la inteligencia artificial en el servicio.

La rama de Amazon encargada de ofrecer este servicio y, por lo tanto, la que ha firmado el contrato ha sido Amazon Web Service (AWS), la plataforma de computación en la nube, junto con el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ), el servicio interno (MI-5) y externo (MI-6). Además se estima que dicho acuerdo supondrá una inversión por parte del gobierno británico de entre 500 y 1.000 millones de libras.

Al tratarse de un acuerdo de seguridad de estado, no son muchos los detalles públicos, sin embargo se puede saber que el uso de dicha plataforma permitirá el análisis de datos, así como la implantación de inteligencia artificial en el espionaje. Esta automatización de datos tiene como objetivo aumentar la eficacia y eficiencia en los procesos gubernamentales internos y externos del servicio de inteligencia.

Por otro lado, la controversia viene cuando se relaciona la seguridad de un país con una empresa extranjera y privada, ya que esto no ha sentado muy bien en el territorio anglosajón. Sin embargo, ha trascendido que buscaron antes una empresa nacional con las capacidades y recursos suficientes como para llevar a cabo ese servicio, pero no hallaron ninguna en el proceso de búsqueda.

Por último, Dowing Street ha recalcado que no es el primer acuerdo que se realiza con empresas privadas y extranjeras en cuanto a seguridad de estado se refiere, se lleva haciendo durante décadas.

Pero ¿Por qué realizar este acuerdo ahora? Bueno, la respuesta tiene su fundamento en el auge de la ciberdelincuencia y ciberterrorismo, ya que se trata de una rama de defensa de estado que puedo no estar lo suficientemente actualizada debido a su desarrollo continuo y alta complejidad. En el 2021, se estimo que dichas formas de ataque o estafas online aumentaron un 600%, y con la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 ascendieron aún más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.